Una original y exquisita crema de licor de cerveza elaborada a partir de la destilación de cerveza artesana con leche y azúcar. Su sabor dulce, está matizado por las notas características de la cerveza artesana. Es un auténtico elixir ideado para tomar como chupito en cualquier momento, bien fresco y mejor sin hielo, para no aguar los matices que enriquecen la receta.

500 ml. 15 %.