Vino tinto de color rojo rubí con reflejos tejas, limpio, brillante y muy cubierto. A la nariz surgen aromas muy intensos y limpios, sobresaliendo notas de frutos negros, y alguna nota de fruto de hueso, especiados, cacao, torrefactos y vainilla. A la boca se muestra limpio y muy fresco, con una entrada fácil y amplia, teniendo un final de boca elegante y armónico. D.O. Ribera de Júcar. 13,5 %