El paté de faisán con trufas está presente en las mesas más elegantes y sibaritas de la mejor restauración.