Este paté de ciervo es una exquisita emulsión natural de hígado y carne de ciervo fresco, que aporta una carnosa suavidad al producto, con el maridaje de un vino dulce, en este caso un Jerez Pedro Ximénez. Excelente vino que otorga al conjunto su aroma suave y sutil.